Estos son algunos de los múltiples usos de un tubo de metacrilato

El metacrilato es uno de los materiales plásticos más utilizados actualmente y sus usos abarcan muchos campos, desde el individual, hasta la ingeniería industrial. 

Un tubo de metacrilato tiene una enorme cantidad de usos. Es, de hecho, uno de los elementos más utilizados en ingeniería. Además, tienen múltiples opciones de customización, en función de las necesidades de cada cliente. 

Pero veamos algunos de los más comunes: 

  • Como tubo de ensayo en ciencia. Utilizado en laboratorios para múltiples usos.

  • Exposición de objetos. Es especialmente utilizado en museos y ferias de arte, por diferentes artistas y expositores. Pues todo lo que introducimos en un tubo de metacrilato es identificable y ensalzado al mismo tiempo.

  • Como portabotellas. Su propia forma nos lleva a utilizarlo de este modo, protegiendo a la botella, pero manteniendo su diseño y estética originales.

  • Como contenedor. Son muy utilizados de esta forma en tiendas para incluir en ellos desde alimentos y otro tipo de objetos de pequeño tamaño. Sirven, por ejemplo, para ofertar frutos o caramelos a granel.

  • Como portador de documentos de gran tamaño. Es uno de los usos más habituales, pues permite el transporte de grandes mapas, planos o cualquier documento en papel o cartón que no deba ser doblado para su conservación. En ese sentido es especialmente útil para las exposiciones científicas en congresos, donde cada expositor debe transportar un cartel con la información que ofrecerá en el evento.

  • Como macetero o florero. Son especialmente elegantes en esta función, dejando el tallo visto y permitiendo una exposición diferente de cualquier planta.

  • Como vaso transportable. Y es que es ideal para el transporte de líquidos de toda clase, por lo que se usa mucho para el diseño de este tipo de objetos. 

Si, además, a esto le añadimos otros usos, como aquellos que desarrolla como elemento de ingeniería, tenemos uno de los objetos más versátiles del mercado.